La salsa de pimientos del piquillo es perfecta para acompañar platos de pasta, arroz, ñoquis o carnes vegetales. Es una salsa muy rápida y sencilla de hacer, con pocos ingredientes y que te saca de cualquier apuro.

En esta ocasión la usamos para acompañar unos filetes de seitán estilo pollo  que compramos hace unas semanas en una tienda de comida asiática. En otra ocasión si os interesa os hablaré sobre las carnes vegetales que se encuentran en el mercado y mi valoración sobre ellas.

Los pimientos que usamos son pimientos del piquillo, pero si no encontráis o queréis usar pimientos rojos normales basta con que los aséis primero. Para asarlos los ponéis en una bandeja de horno, les frotáis aceite por toda la superficie y los metéis una hora a 180º C, dándoles la vuelta a mitad de cocción. Después los envolvéis con papel aluminio hasta que se templen y los peláis.

Para hacer esta receta hemos empleado nata vegetal de anacardos casera, que podéis encontrar en este enlace.

¡Vamos a ello!

salsa de pimientos del piquillo

Instrucciones

0/0 Pasos realizados
  1. Sacamos los pimientos del piquillo del bote, los escurrimos y los cortamos en tiras.
  2. Picamos la cebolla y el ajo y los ponemos a pochar en una sartén con un chorro de aceite a fuego medio-bajo.
  3. Cuando estén ligeramente dorados incorporamos ¾ partes de los pimientos y rehogamos.
  4. Incorporamos la crema de anacardos y dejamos cocinar 5 minutos.
  5. Salpimentamos y trituramos con una batidora de mano.
  6. Echamos el resto de pimientos y cocinamos dos minutos más a fuego medio.
  7. Servimos.

 

Consejos

  • Se puede usar en pastas, arroces, carnes vegetales como el seitán, el tofú y el tempeh o en asados.
  • Si compráis los pimientos del piquillo en bote, la receta es muy rápida y en 10 minutos tenéis una comida apañada.
  • La salsa se puede guardar en el refrigerador por 4-5 días y congelar por un par de meses.

 

¿Te ha gustado nuestra receta de salsa de pimientos del piquillo? Ayúdanos compartiéndola en tus redes sociales.