La nata vegetal de anacardos es una crema perfecta para usar en los platos en los que se suele emplear nata, a modo de sustituto. Es una crema espesa, con consistencia parecida a la nata de vaca y que queda genial en preparaciones como la carbonara de seitán.

Nosotros le agregamos aceite para hacer una mezcla más grasa, que se asemeje a la nata de cocina habitual. Este ingrediente se puede omitir y hacer así una crema más light. También se puede usar aceite suave en lugar de aceite de coco.

Como agregamos una gran porción de grasas saludables, el resultado es una nata de alto valor calórico, por lo que debe ser consumida con moderación.

Esta nata sirve tanto para platos dulces como para salados, sólo hace falta cambiar las especias que se le echan para adecuarla a la receta que queramos hacer.

¡Vamos a ello!

nata vegetal de anacardos

 

Instrucciones

0/0 Pasos realizados
  1. La noche anterior lavamos los anacardos y los dejamos en remojo.
  2. Por la mañana quitamos el agua del remojo y los metemos en el vaso de la trituradora.
  3. Agregamos el agua y el aceite o grasa de coco y trituramos hasta integrarlo todo bien.
  4. Echamos las gotas de limón, un poco de sal y la pimienta negra y volvemos a triturar bien.
  5. Probamos y rectificamos de sal y pimienta.

 

Consejos

  • Podemos emplear otro fruto seco, como la nuez o la almendra cruda para dar otros matices.
  • Los frutos secos deben remojarse de 8 a 12 horas para neutralizar los antinutrientes.
  • El aceite o grasa de coco se puede omitir o sustituir por un aceite vegetal suave.
  • Se conserva en la nevera 3-4 días sin problemas, aunque no es recomendable congelarla.
  • Esta nata sirve para cocinar y se puede hervir sin problemas, moviéndola para que no se pegue.

 

¿Te ha gustado nuestra receta de nata vegetal de anacardos? Ayúdanos compartiéndola en tus redes sociales.