image_pdfimage_print

La bechamel vegetariana es la versión adaptada de la clásica bechamel, que contiene productos de origen animal.

Para adaptarla a nuestra dieta sustituiremos la leche por alguna bebida vegetal sin azúcar añadido y la mantequilla por margarina, o , por aceite, para hacerla más saludable.

El resultado de nuestra bechamel es una salsa cremosa, ideal para hacer croquetas, coberturas o cualquier plato que se nos ocurra, como una lasaña de verduras. El sabor final dependerá mucho del tipo de bebida vegetal que elijamos, así como de la harina empleada.

En nuestro caso solemos usar bebida vegetal de soja porque es una de las más neutras, ya que otras como la de avena o la de almendra aportan un toque bastante dulce o pronunciado. Aunque también dependen de los gustos de cada uno.

También hemos empleado harina integral, obteniendo una bechamel con un color mucho más tostado y saludable, llena de fibra.

Esta bechamel es apta para veganos, vegetarianos e intolerantes a la lactosa. ¡Y está riquísima! Nosotros solemos echarle cebolla bien picada porque nos encanta, aunque la receta básica es sin ella y podéis echarla o no, como más o guste.

¡Vamos a ello!

bechamel

Instrucciones

0/0 Pasos realizados
  1. En una cazuela ponemos el aceite o la margarina a calentar a fuego medio.
  2. Agregamos la cebolla bien picada con un poco de sal y dejamos transparentar. (Si no queréis echar cebolla, pasad directamente al 3).
  3. Cuando la cebolla esté blandita (sin que llegue a dorarse) agregamos la harina.
  4. Integramos con ayuda de una varilla y dejamos cocinar durante 3-4 minutos (removiendo para que no se queme la harina).
  5. Agregamos la mitad de la bebida y movemos continuamente para evitar que se formen grumos.
  6. Echamos la otra mitad de la bebida poco a poco mientras continuamos mezclando.
  7. Salpimentamos al gusto y dejamos cocinar a fuego bajo 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  8. Retiramos del fuego y usamos a conveniencia.

Proporciones bechamel vegetariana

Según el uso final que queramos darle a nuestra bechamel deberemos dejarla más líquida o espesa. Aquí os dejo unas indicaciones básicas sobre las cantidades a emplear en cada caso por 1 litro de bebida:

Consistencia Harina Margarina o Aceite Usos
Líquida 40-50 gr 40-50gr Salsas y coberturas ligeras
Crema 60-80 gr 60-80gr Coberturas, gratinados y rellenos
Espesa 100-110gr 100-110gr Croquetas y rellenos

*La proporción entre harina y margarina es siempre la misma, de forma que si echamos 40 gramos de harina, debemos echar 40 gr de aceite o margarina.

 

Consejos

  • Para evitar que se formen grumos moveremos enérgicamente la masa con las varillas mientras vamos incorporando la bebida poco a poco. Podemos emplear bebida tanto fría como caliente.
  • Si se nos suelen forman grumos en la bechamel que no conseguimos disolver, retiraremos del fuego el roux (margarina con la harina ya tostada) y dejaremos atemperar, después le agregaremos la bebida vegetal completamente bien caliente, batiendo constantemente y después llevando al fuego para que espese.
  • Podemos usar la bebida vegetal que más nos guste, tanto casera, aquí tenemos hecha esta de avena, como comercial, aunque debemos comprar una que no lleve azúcares añadidos.
  • Para hacer el roux podemos emplear tanto aceite de oliva con margarina, aunque la primera opción será siempre mucho más saludable y de mejor calidad nutricional.
  • Muchas margarinas del mercado suelen contener leche, por lo que deberemos buscar aquellas marcas que no la incluyan si somos alérgicos, intolerantes o vegetarianos estrictos.

 

¿Te ha gustado nuestra receta de bechamel vegetariana? Ayúdanos compartiéndolo en tus redes sociales.