image_pdfimage_print

Las bebidas vegetales, como la de avena o la de arroz, son idóneas para utilizar como sustitutivo de la leche animal. Cafés, postres, dulces…¡Cualquier receta que se te ocurra!

Debemos tener en cuenta que los valores nutricionales de las bebidas vegetales no son iguales a las leches animales, por lo que, aunque se puedan emplear como sustitutivos en las recetas, no son sustitutivos a nivel de nutrientes.

Esta bebida de avena es una receta básica en la cocina vegana y vegetariana y muy sencilla de hacer. Aquí os pongo la receta «base» con la que podréis combinar diferentes ingredientes para encontrar vuestra bebida perfecta.

 

Instrucciones

0/0 Pasos realizados
  1. Pon la avena a remojo durante toda la noche (10 horas aproximadamente)
  2. . Cuece la avena con el agua de remojo durante 10-12 minutos, agregando un poco más de agua en caso de ser necesario.
  3.  Pásala a un vaso de batidora y  triturar 3 minutos o hasta que no queden trozos grandes y visibles.
  4.  Pasa la bebida a una muselina que esté colocada sobre un bol, donde irá cayendo la bebida según apretemos la tela.
  5. Retuerce y exprime con fuerza la tela tratando de sacar el máximo de líquido posible
  6. Añade más agua si deseas hacer más ligera la bebida.
  7.  Vierte en una botella y guarda en la nevera.

 

 

Consejos

  • La avena debe dejarse en remojo y después cocinarse para hacerla más digestiva.
  • Podemos emplear un colador en lugar de la muselina. También existen instrumentos específicos que hacen más sencilla la realización de las bebidas vegetales.
  • Al ser una receta «base» sin endulzantes puede ser usada en otras recetas como sustitutivo de la leche animal.
  • Podemos incorporar canela, dátiles, aroma de vainilla, ralladura de naranja o limón o cualquier otra especia que nos apetezca.
  • La bebida de avena puede conservarse en frigorífico entre 2 y 3 días.

 

¿Te ha gustado está receta? Ayúdanos compartiéndola en tus redes sociales.